SOR LUCÍA

LA ÚLTIMA TESTIGO DE LAS APARICIONES DE FÁTIMA

S

or Lucía fue la última testigo de las apariciones de Fátima, la última superviviente de los tres pastorcitos a quienes la Virgen María se les apareció en Fátima, Portugal, falleció el día 13 de febrero del 2005, a los 97 años de edad. Su tránsito a la Casa del Padre ocurrió un día 13 , como el que en mayo de 1917 marcó su histórico encuentro con la Madre.

Según informaron fuentes de la Iglesia Católica a la agencia de noticias portuguesa Lusa, la hermana María Lucía del Corazón Inmaculado , nacida en 1907 como Lucía de Jesús dos Santos, murió en el convento de clausura Santa Teresa de Coimbra, centro Portugal, a las 17:25 horas locales (misma hora GMT), debido a complicaciones propias de su avanzada edad .

Desde hoy, el Obispo local, Mons. Antonio Cleto, oficiará sus funerales en la Catedral de Coimbra. El Obispo de Leiría-Fátima también estará presente en las exequias.

Los restos de la religiosa recibirán sepultura en el Carmelo de Santa Teresa , su hogar desde 1948.

Sor Lucía

1907-2005

Lucía nació el 22 de marzo de 1907 en una localidad cercana a Fátima, y allí, cuando tenía diez años, vio por primera vez a la Virgen en la Cova de Iría, mientras estaba con sus primos los hermanos beatos Francisco y Jacinta Martos, ambos fallecidos a temprana edad.

Lucía entró en 1921 en el colegio de las Hermanas Doroteas en la localidad de Vilar, en las cercanías de Oporto (norte). En España la Hermana Lucía vivió primeramente en Pontevedra en el Convento de las Madres Doroteas, precisamente allí fue donde se cumplió lo que la Virgen le había dicho el 13 de julio de 1917: “que vendría a pedir la devoción de los cinco primeros sábados de mes”, esto ocurrió el 10 de diciembre de 1925, estando ella en este convento en Pontevedra.

Dicho convento es hoy Santuario del Corazón Inmaculado de María, así declarado por el Santo Padre en el año 2000, 75º aniversario de la apariciones, con un mensaje y bendición transmitido por el Nuncio de Su Santidad y la asistencia de 6 Obispos entre ellos el de Fátima y el Arzobispo de Santiago. Este santuario es regentado y custodiado como un gran tesoro que el cielo ha brindado a España, por el Apostolado Fátima en España, pues allí como ya se ha dicho fue el broche de oro del mensaje de Fátima, como así lo afirmo el Obispo de Fátima. En 1928 se trasladó a la ciudad española de Tui, donde vivió algunos años.

En 1946 regresó a Portugal y, dos años después, entró en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde profesó sus votos como carmelita en 1949.

El Papa beatificó en el año 2000 ante 700 mil personas a Francisco y Jacinta Marto y en la actualidad se encuentran en proceso de canonización.

Sor Lucía escribió dos volúmenes con sus «Memorias» y los «Llamamientos del Mensaje de Fátima».

Carta a su madre
J. M. J.

24- 7- 1 927

Mi querida madre:

Como sé que al recibir carta mia recibe al mismo tiempo un consuelo, decidí
escribir ésta para animar/e a ofrecer a Dios el sacrificio de mi ausencia. Verdaderamente comprendo que sienta tanto esta separación, pero crea que si nosotros no nos separamos voluntariamente, El se encargaría de hacerlo. Si no veamos: TÍo Manoel no quería dejar salir de casa a sus hijos, y Dios, cómo se los llevó. Por eso, yo queria que mi madre ofreciese con generosidad a la Santísima Virgen ese acto de reparación por las ofensas que recibe de sus hijos ingratos.

Queria también que me diese Vd. el consuelo de abrazar una devoción que sé
le gusta al Señor y que fue nuestra querida Madre del Cielo quien la pidió. En cuanto la conocí desee hacerla mía y trabajar para que todos los demás la aceptasen. Espero, por lo tanto, que Vd. me contestará diciendo que la aceptó y que va a procurar trabajar para que todas las personas que ahí van la abracen también. Nunca podrá darme mayor consuelo que este. Solamente consiste en hacer lo que va escrito en esa estampa. La confesión puede ser otro dia; los 15 minutos es lo que puede parecerle más difíil. Pero es muy facil:  de quién no puede pensar en los misterios del rosario? En la Anunciación del Ángel y en la humildad de nuestra Señora que al verse tan exaltada se llama a si misma esclava. En la pasión de Jesús que tanto sufrió por nuestro amor. En nuestra Madre Santísima junto a Jesús en el Calvario. c’ Quién no puede con estos santos pensamientos, pasar 15 minutos con la más tierna de las Madres?

Adiós, mi querida madre. Consuele asi a nuestra Madre del cielo y procure que
muchos otros Ia consulen también. De esta manera me dará a mi una incalculable alegría.

Su hija que le quiere y besa su mano

Maria Lucia de Jesús

En qué consiste esta devoción
J. M. J.

Tuy, 29-5-1930 (1)

R vdo. Padre: f 2)

¿ Qué pasó entre Dios y mi alma en lo referente a la devoción reparadora del
Inmaculada Corazón de María y de la persecución de Rusia? Me parece que nuestro buen Dios me insta, en el fondo de mi corazón, para que pida al Santo Padre la aprobación de la devoción reparadora que el mismo Dios y la Santísima Virgen se dignaron pedir en 7925. En atención a esta pequeña devoción concederá el perdón a las almas que tuviesen la desgracia
de ofender al Inmaculada Corazón de María, prometiendo la misma Santísima
Virgen, a quienes del siguiente modo la quieran reparar, asistir/es en la hora de la muerte con todas las gracias para salvarse.

La devoción consiste, pues, en esto: durante cinco meses seguidos, el primer
sábado, recibir la sagrada comunión, rezar el rosario y hacer 15 minutos de compañía a nuestra Señora meditando sus misterios, y confesar con el mismo fin. La confesión podrá hacerse otro día. Si no me engaño, el Señor promete terminar la persecución en Rusia si el Santo Padre hace, y manda que lo hagan igualmente los obispos del mundo católico, un solemne y público acto de reparación y consagración de Rusia a los Santísimos Corazones de Jesús y María. Para obtener el fin de esta persecución Su Santidad deberá aprobar y
recomendar la práctica de la ya indicada devoción reparadora.

Le aseguro que tengo muchisimo recelo de engañarme. Y el motivo de este
miedo es por no haber visto personalmente a nuestro Señor, sino sólo sentido
su Divina Presencia. En cuanto a la repugnancia que siento en decir esto a la Madre Superiora no sé bien de dónde procede.
Parte puede ser del recelo que tengo de que lo desapruebe o diga que es una ilusión, una sugestión del demonio o cosas parecidas.

Beso respetuosamente Su mano
Mi (3)

Lucia responde
J. M. J.
12-6-1930 III
Rvdo. Padre:

Después de ¡mplorar Ia asistencia de las Santísimos Corazones de Jesús y
Maria, voy a responder en cuanto me sea posible, a sus preguntas referentes a la devoción de los cinco sábados:

1.¿Cuándo? — El 10 del 12 de 1925. ¿Cómo? — Apareciéndome nuestro Señor y la Santísima Virgen mostrandame su Inmaculada Corazón rodeado de espinas pidiendo reparación. ¿Dónde? — En Pontevedra, travesia de Isabel ll: Ia primera aparición en mi cuarta; la segunda junto al partón de la huerta donde yo estaba trabajando.

2. ¿Condiciones requeridas? Durante cinco meses, el primer sábado, recibir la Sagrada Comunión, rezar el rosario, hacer 15 minutos de compañía a nuestra Señora meditando en las misterios del rosario y hacer una confesión con el mismo fin. Esta se podrá hacer en otra día, con tal que al comulgar se está en gracia.

3. Ventajas y promesas: A las almas que procuren, desagraviarme de este modo (habla nuestra Señora) prometo asistirles a la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para la salvación.

4. ¿Por qué han de ser cinco sábados y no nueve o siete en honor de los dolo-
res de nuestra Señora?  Parte de la noche del 29 al 30 de este mes de mayo de 1930, me quedé en la capilla con nuestro Señor y, hablandole de las dos preguntas, 4 y 5, me sentí de repente poseída más íntimamente por su divina presencia, y, si no me engaño, me reveló lo siguiente: “Hija mía, el motivo es sencillo: cinco son las clases de ofensas y blasfemias preferidas contra el Inmaculado Corazón de María:

  1. Las blasfemias contra la Inmaculada Concepción
  2. Contra su Vírginidad.
  3. Contra la maternidad divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los hombres.
  4. El tratar de infundir públicamente en el corazón de los niñas la indiferencia, el desprecio y hasta el odio para con esta Inmaculada Madre.
  5. Los ultrajes directos a Ella en sus sagradas imágenes.

He aqui, hija mia, por qué ante este Inmaculada Corazón ultrajado se movió mi misericordia a pedir esta pequeña reparación y, en atención a ella, a conceder el perdón a las almas que tuvieran la desgracia de ofender a mi Madre. En cuanto a tí, procura incesantemente con tus oraciones y sacrificios moverme a misericordia para con esas pobres almas”.

5. Y quien no pueda cumplir con todas las condiciones el sábado, ¿no puede
hacerlo los domingos? “Será igualmente aceptable la práctica de esta
devoción el domingo siguiente al primer sábado, cuando mis sacerdotes,
por justos motivos, así lo determinen.

6. Con relación a Rusia: Si no me equivoco, el Señor promete terminar la persecución en Rusia si el Santa Padre hace, y manda que lo hagan también los Obispos del mundo católico, un solemne y público acto de reparación y consagración de Rusia a los Santisimos Corazones de Jesús y de María. Para obtener el fin de esta persecución Su Santidad deberá aprobar y recomendar la práctica de la ya indicada devoción reparadora.

De Pontevedra (7}
Pontevedra, 28-X-1934
Rvdo. P. Gonsalves:

“El señor Obispo de Leiría me prometió que el próximo año comenzará a promover la devoción reparadora al Inmaculada Corazón de Maria; creo que Dios cuenta también con la colaboración de Vd.

En cuanto a la consagración de Rusia me olvidé hablar de esta al señor Obispo.
Parece increíble. ¡Paciencia! Tengo pena que se quede así, pues creo que el Señor se disgusta, pero no puedo hacer más que orar y sacrificarme por su amor.

Por hoy nada más. Ni hacía falta decir tanto, pero parece que nuestro Señor me
lo ínspíró.

Crea que no le olvidaré a los pies de Jesús y Maria.

María Lucía de Jesús, R. S. D.

Este post también está disponible en | This post is also available in: enEnglish (Inglés)